Temas

Geotermia: la calefacción que tu hogar necesita

13/11/2018 · Geotermia

La geotermia es una de las fuentes de energía renovables más potentes en la actualidad, sin embargo, su uso no está muy expandido dado que todavía no hay un suficiente conocimiento por parte de a población sobre ella.

En Sondeos Río Miño, nos mantenemos al tanto de las últimas tendencias en energías renovables y somos expertos en la instalación de calefacción y refrigeración por geotermia. Por eso, te queremos dar a conocer todos los detalles de esta energía que te ayudará a reducir considerablemente el consumo de calefacción.

¿Qué es la energía geotérmica?

Para empezar a conocer la energía geotérmica, cabe destacar que se caracteriza por ser un tipo de fuente de energía renovable que genera pocas emisiones de gases.

A diferencia de otras energías que sí se ven afectadas por las condiciones metereológicas, la geotermia permite conseguir energía durante todos los días del año y a todas horas, convirtiéndose en una fuente inagotable. Esto se debe fundamentalmente a que se sirve del calor natural que irradia el núcleo de la Tierra, que se conserva y se transporta a través de las rocas incandescentes que entran en contacto con fluidos a una alta temperatura. Por lo tanto, se trata de la energía en forma de calor que se sitúa bajo la superficie más sólida de la tierra.

La geotermia tiene principalmente tres funciones: proporcionar calor en invierno, calentar el agua para el aseo y refrigerar la casa en verano. Por este mismo motivo, se suele usar para las siguientes ocasiones:

  • Climatización de todo tipo de edificios: viviendas, oficinas, naves industriales, hospitales, centros comerciales, instalaciones deportivas…
  • Producción de ACS, es decir, de agua caliente sanitaria.
  • Climatización de piscinas.
  • Invernaderos.
  • Ganaderías, en especial para granjas avícolas y porcinas.
  • Piscifactorías. 


¿Cómo funciona la geotermia?

Para conseguir disponer de una fuente inagotable de energía durante todas los días se necesita de unos sistemas que permitan captarla y cederla. La geotermia funciona mediante una bomba de calor que permite extraer la energía calorífica de la tierra o del agua, es decir, no produce calor, sino que simplemente lo transporta.

Dicha energía, se extrae a baja temperatura y mediante un proceso de compresión realizado en circuito frigorífico. Para ello, se hace necesario realizar perforaciones sobre la superficie que suelen tener entre 10 y 15 centímetros de diámetro y cuya profundidad va a depender de las dimensiones del espacio a climatizar y de las condiciones geológicas del terreno a perforar. En ellas, se encuentran sondas geotérmicas que están selladas y llenas de agua o de líquido anticongelante, donde se produce el intercambio de calor entre los dos sistemas.

Además para su funcionamiento, se utiliza un compresor que se alimenta de energía eléctrica y que alcanza una temperatura elevada que permite que se pueda utilizar tanto para calefacción como para agua caliente. Si se realiza una inversión del ciclo frigorífico, se llega a producir frío, siendo ideal para refrigerar las estancias en los meses de verano.

La cantidad de energía geotérmica a utilizar depende de varios factores como la localización, cuánto calor tenga el agua, el número de rocas de dentro de la tierra y la cantidad de agua que se bombea en esa zona concreta.

Se debe tener en en cuenta que para instalar la calefacción y refrigeración geotérmica se necesita realizar un estudio de viabilidad económica del proyecto y un estudio geotécnico, dependiendo de la magnitud de la instalación.


En Sondeos Río Miño, te asesoramos sobre todos los pasos a seguir para realizar la instalación de este tipo de energía, ayudándote a escoger el sistema que mejor se adapta a tu hogar. Contacta con nosotros y te informamos sin ningún compromiso.

¡Compártelo!