¿Por qué los pozos de barrena son la mejor opción frente a otros?

13/09/2018· Pozos

El disponer de un pozo siempre trae numerosos beneficios, como el contar con un caudal y cúmulo de agua propio con el que poder abastecer terrenos e incluso para consumo personal, lo que siempre repercute con un generoso ahorro en costes.

No obstante, existen diferentes técnicas de perforación y tipos de pozo que brindan múltiples servicios y facilidades a los interesados. Gracias a la experiencia y dedicación al sector, desde Sondeos Río Miño le facilitamos información sobre las principales clases de pozos, resaltando los resultados y beneficios de los pozos de barrena frente a otras opciones disponibles en la actualidad.

 

¿Qué pozo es el indicado?

A la hora de escoger el pozo que desea realizar, es esencial conocer la profundidad del agua, además de los componentes del terreno sobre los que se va a realizar la perforación u operación pertinente.

Existen múltiples tipos de pozos, entre los cuales se encuentran los hincados (pozos realizados con el clavado de elementos que llegan hasta el caudal de agua) y los de perforación o excavación (vaciado del terreno para conseguir llegar a las aguas subterráneas). En Sondeos Río Miño siempre destacamos la eficiencia y ventajas que aportan este último tipo de pozos, puesto que el nivel de profundidad que consiguen alcanzar es mayor y, por consiguiente, logran acceder a reservas de aguas subterráneas mucho más abundantes.

Dentro de los pozos excavados, se puede diferenciar entre los pozos elaborados de manera manual, con excavadora y, como ya se ha destacado, con barrena.

 

Pozos excavados

Las diferencias entre los diferentes métodos de realización de los pozos excavados son evidentes. Cada pozo está pensado para satisfacer unas necesidades concretas, al igual que presenta unas prestaciones más o menos ambiciosas dependiendo del proyecto que se quiera llevar a cabo.

De las técnicas utilizadas para crear pozos perforados, se pueden destacar las siguientes:

  • Manual: se emplean técnicas y medios, como el nombre indica, manuales y de bajo coste (taladros u otros materiales que hacen precisa la fuerza física). De entre los materiales y técnicas más habituales se destacan algunas como la perforación con ahoyadora o por percusión. Están pensados para una profundidad menor.
  • Con excavadora u otros elementos motorizados: este método engloba maquinaria de motor ligera, la cual permite, evidentemente, mayor profundidad y mejorar en el proceso de excavación. Las técnicas más utilizadas en relación con este método con la perforación por medio de martilleo o la perforación rotativa.
  • Con barrena: como el propio nombre indica, este tipo de perforación se realiza mediante maquinaria de barrera. Esta maquinaria consigue acceder a zonas subterráneas mucho más profundas, con un perforado de rocas que pueden dificultar el proceso. Los residuos se extraen mediante un eje rotativo, que los lleva a la superficie por medio de lodos para no contaminar la fuente de agua. Mediante este este sistema, se asegura el contar con reservas de agua permanentes, frente a otros tipos de pozos y técnicas, precisamente por la gran profundidad que logran alcanzar.

 

La elaboración de pozos de barrena resulta sumamente beneficioso. Junto con un caudal más abundante, la permanencia del caudal de agua y el ahorro que conlleva es destacable. Sin embargo, este tipo de métodos deben ser llevados a cabo por profesionales capacitados. En Sondeos Río Miño extremamos las medidas para que la excavación y realización de estos trabajos se lleve a cabo con la máxima eficiencia. Analizamos previamente el terreno y cotejamos la forma más óptima y beneficiosa de abordar el proyecto.

Para cualquier actividad de esta índole u otra relacionada con nuestras demás competencias, no dude en recurrir a la eficacia del equipo técnico de Sondeos Río Miño. Le facilitaremos presupuesto sin ningún tipo de compromiso.